News

Commentary

Escenarios electorales en 2023: América Latina
América Latina y el Caribe

Crédito de la imagen: Wikimedia Commons.

América Latina vivirá un intenso año electoral marcado por la celebración de tres comicios generales (presidenciales y legislativos) en Paraguay, Guatemala y Argentina.  Además, habrá otro tipo de elecciones, plebiscitos y consultas populares de gran importancia.

Aclaración: Las opiniones expresadas en este comentario son las del autor. Este comentario es independiente de intereses políticos o nacionales específicos. Las opiniones expresadas no representan necesariamente la posición institucional de IDEA Internacional, su Junta de Asesores o su Consejo de Estados Miembros.

 

Este agitado calendario electoral se inscribe dentro de un proceso mayor, el del llamado súper ciclo electoral latinoamericano que arrancó en 2021 y concluirá en 2024. En ese periodo todos los países de la región, salvo Bolivia (las cuales tuvieron lugar en 2020), habrán ido a las urnas para renovar o ratificar a sus mandatarios.

En México tendrán lugar dos elecciones de carácter local, en los estados de México y Coahuila, que servirán de termómetro de cara a las elecciones presidenciales de 2024. En Ecuador elecciones locales plegadas a un referéndum para consultar a la población la eventual modificación de la Constitución en materia de seguridad ciudadana, instituciones del Estado y medioambiente. A ellas debemos agregarle, elecciones locales en Colombia y, en Chile, en un primer momento elecciones para designar consejeros constituyentes seguidas de un plebiscito de salida para aprobar o rechazar el nuevo texto constitucional. En Perú, si bien las elecciones generales (presidencial y legislativa) ya han sido adelantadas al mes de abril de 2024 como consecuencia de la reciente crisis política, no se puede descartar que en caso de un agravamiento de la misma, pudiese tener lugar  un nuevo adelantamiento.

En el caso de Venezuela, es muy probable que la oposición realice un proceso electoral de primarias para elegir el próximo candidato unificado para las presidenciales de 2024. Por su parte, en el caso de Haití, el primer ministro, Ariel Henry, acaba de prometer la realización de elecciones presidenciales en algún momento de 2023; elecciones que vienen siendo postergadas desde 2021. Finalmente, y si bien no se incluyen en nuestro análisis, cabe mencionar la celebración de elecciones internas partidarias bajo diferentes modalidades en diversos países de la región, entre las que cabe citar las PASO (primarias, abiertas, simultaneas y obligatorias) en Argentina de cara a las elecciones generales de 2023 y las internas partidarias en Panamá para definir los candidatos presidenciales de las elecciones de 2024.

Calendario electoral América Latina 2023

País
Fecha
Tipo de Elección
Qué se elige
Ecuador
5 de febrero
Subnacional y Especial
Prefectos, viceprefectos, alcaldes, concejales, vocales e integrantes del CPCCS.
Consulta popular con 8 preguntas
Paraguay
30 de abril
Nacionales y subnacionales
Presidente y Vicepresidente, 45 Senadores y 80 Diputados, 17 Gobernadores y 17 Juntas Departamentales.
Chile
7 de mayo
(consejeros)
 
17 de diciembre
(plebiscito)
Especiales
50 Consejeros constituyentes
 
Plebiscito de ratificación
México
4 de junio
Subnacionales
Gobernador del Estado de México,
Gobernador y Diputaciones estatales del Estado de Coahuila
Guatemala
25 de junio
(primera vuelta)
 
27 de agosto
(segunda vuelta)
Nacionales y subnacionales
Presidente y Vicepresidente, 160 diputados, 340 alcaldes y 20 Parlamentarios centroamericanos.
Argentina
22 de octubre (primera vuelta)
 
19 de noviembre (segunda vuelta)
Nacionales y subnacionales
Presidente y Vicepresidente, Senado (1/3)
Diputados (mitad)
22 Gobernadores y legislaturas provinciales.
Colombia
29 de octubre
Subnacionales
32 Gobernadores y juntas departamentales, 1101 Alcaldes y concejos municipales, ediles.

 

 

A. Elecciones Nacionales:

Elecciones en Paraguay

(una sola vuelta: 30 de abril)

Paraguay abre el maratón electoral latinoamericano de 2023 celebrando comicios (a una sola vuelta) en abril. La gobernante Asociación Nacional Republicana (ANR) - Partido Colorado- es el favorito tras haber ocupado el gobierno en los últimos 70 años, con la excepción de un período entre 2008 - 2013 (gobierna ininterrumpidamente desde 2013). Sin embargo, esta ventaja inicial podría afectarse tanto por la fuerte pugna que existe al interior del coloradismo entre el actual presidente -Mario Abdo Benítez- y su antecesor, Horacio Cartes, como por una búsqueda ciudadana de cambio. Pero parece que las diferencias en el partido colorado estarían siendo zanjadas. Así, sus alfiles el cartista Santiago Peña, candidato victorioso de la primaria colorada de diciembre, y Arnoldo Wiens, el derrotado de la otra facción oficialista, ya se dieron el “abrazo republicano” que sella la unidad formal partidaria hacia las elecciones.

En este proceso de 2023, la novedad es la conformación de la Concertación Nacional “Por un nuevo Paraguay”, que reúne a los partidos y movimientos políticos de la oposición. La Concertación Nacional está conformada por 23 partidos y 2 movimientos políticos de oposición siendo los más fuertes el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), el Partido Patria Querida, el Partido Febrerista, el Partido Encuentro Nacional, el Partido País Solidario y  el Partido Democrático Progresista. Se trata de una alianza muy heterogénea desde el punto de vista ideológico pues va desde la izquierda hasta el centroderecha. El candidato opositor será Efraín Alegre que proviene del Partido Liberal.

Además, existen otras candidaturas independientes a la presidencia como la de Paraguayo Cubas, la del exfutbolista José Luis Chilavert o la vinculada a organizaciones políticas de izquierda, que apoyan la candidatura de Euclides Acevedo.

En principio, Paraguay rompería la tendencia de victorias opositoras en América Latina. Sin embargo, que la oposición vaya unida y las tensiones existentes entre los líderes al interior del coloradismo abren una ventana de oportunidad para la alternancia con una victoria de la alianza opositora.

 

Elecciones en Guatemala

(primera vuelta: 25 de junio; segunda vuelta: 20 de agosto)

Las primeras encuestas sobre las elecciones en Guatemala ofrecen algunas pistas sobre lo que puede ocurrir en el país centroamericano en 2023:

Primero, habrá voto de castigo: dos opositoras, Zury Ríos y Sandra Torres, encabezan los sondeos. Ambas son las aspirantes con más intención de voto y el posible candidato oficialista, Manuel Conde, está muy lejos de ellas.

Segundo, en Guatemala no habría giro a la izquierda porque en ninguna medición se refleja que la candidata más situada en la izquierda Thelma Cabrera vaya a despuntar.

Tercero, igual que en 2015 con Jimmy Morales y 2019 con Alejandro Giammattei existen posibilidades de que surja un candidato sorpresa: en este caso, por ahora, los focos apuntan a Edmond Mulet.

 

Elecciones en Argentina

(primera vuelta: 22 de octubre; segunda vuelta: 19 de noviembre)

Argentina celebra elecciones presidenciales en octubre de 2023 en un ambiente político muy convulso y en medio de una situación económica muy delicada. Para las elecciones presidenciales en Argentina el kirchnerismo gobernante llega muy debilitado, perdiendo en la mayoría de las incipientes encuestas, lo que incrementa las opciones de que haya, nuevamente, voto de castigo al oficialismo.

Un oficialismo que se presenta dividido por las pugnas entre el presidente Alberto Fernández y su vice, Cristina Kirchner, y golpeado por la crisis económica y una inflación que bordea el 100%. Por ahora, el kirchnerismo (Frente de Todos) no ha decidido cuál será su carta electoral: la propia vicepresidenta, a la que persigue la sombra de la corrupción, su hijo Máximo Kirchner, el gobernador de la provincia de Buenos Aires (Axel Kicillof), o el ministro de economía, Sergio Massa. Parece descartado el actual mandatario que ha dicho que quiere optar a la reelección, pero carece de apoyos dentro del kirchnerismo y cuenta con poco respaldo social.

Las encuestas colocan a Cristina Kirchner como la líder indiscutible del oficialismo pero sus problemas judiciales representan un lastre como lo es también sus dificultades para captar apoyos más allá del núcleo duro del kirchnerismo. Además, tras la sentencia que la condenó a 6 años de prisión y la imposibilidad a presentarse a cargo público, la propia vicepresidenta había anunciado que no concurrirá a las elecciones, pero ahora avisó que se siente “proscrita”. Massa se perfila como la carta más competitiva dependiendo, eso sí, de la marcha de la económica y la inflación.

La oposición (Juntos por el Cambio que reúne al PRO del expresidente Mauricio Macri -centroderecha-, a la UCR -centro- y a la Coalición Cívica) parte como favorita (ganó las elecciones legislativas de 2021) pero las peleas internas (entre sectores más moderados y más duros) ha ido creciendo y aumentan las dudas en torno a quién será su candidato. El Jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta (de PRO y del sector moderado), aparece como el favorito para ser candidato presidencial pero los sectores más escorados a la derecha (Patricia Bullrich y el propio Mauricio Macri) podrían intentar canalizar el voto de rechazo al kirchnerismo.

Además, aparecen nuevas opciones a su derecha e izquierda: el libertario Javier Milei (extrema derecha) crece en las encuestas y puede robar votos a la coalición opositora mientras que la extrema izquierda se los arrebataría al kirchnerismo.

 

B. Elecciones Especiales:

Ecuador

(5 de febrero)

Iniciando el año se preparan en simultáneo dos tipos de elecciones en Ecuador. Por un lado, las elecciones seccionales y del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) - prefectos, viceprefectos, alcaldes, concejales urbanos y rurales, vocales de las juntas parroquiales e integrantes del CPCCS para el periodo 2023-2027-, y por otro, un referendo en el cual la ciudadanía votará “si o no” sobre ocho puntos propuestos por el Ejecutivo.

Según el gobierno de Guillermo Lasso, las propuestas buscan mejorar la seguridad en el país, fomentar el empleo, combatir la creciente inseguridad y presencia del crimen organizado, mejorar las instituciones y protegerse de los efectos del cambio climático. El resultado de las consultas puede afectar la gobernabilidad del presidente Lasso para los últimos años de gobierno y su perspectiva de reelección en 2025.

 

Chile

(7 de mayo consejeros constitucionales y 17 de diciembre plebiscito)

Luego de la erupción social y protesta de 2019 que llevaron al proceso constituyente de 2020-2021, en 2022 el proyecto de constitución fue rechazado en el plebiscito de salida del mes de setiembre por una amplia mayoría (61.8% vs. 37.1%). Sin embargo, de aquel fallido proceso quedó el consenso sobre la necesidad de contar con un nuevo texto que reemplace al vigente que sin perjuicio de haber sufrido múltiples reformas durante el retorno a la democracia -sobre todo durante el gobierno del presidente Lagos- fue adoptada en la época del gobierno militar de Pinochet. Posterior a esta derrota, el gobierno de Gabriel Boric y los distintos partidos políticos lograron el el ámbito del Congreso, un acuerdo para establecer un nuevo mecanismo de donde salga un nuevo texto que combinará en su conformación consejeros electos y expertos. Esa elección -con voto obligatorio- de consejeros constituyentes se realizará el 7 de mayo. Posteriormente, el 17 de diciembre de 2023 tendrá lugar el plebiscito ratificatorio de la constitución.

La novedad radica en que mientras en el proceso anterior de reforma constitucional (convención constitucional), los partidos tradicionales de Chile (RN-UDI en la centro-derecha y PS-PDC en la centro-izquierda) resultaron castigados en las urnas, en este proceso esos partidos están jugando un papel más protagónico, dado que las conversaciones y acuerdos se están tomando en el órgano legislativo; ámbito en el cual estos partidos tienen un buen nivel de presencia. Este es otro aprendizaje del proceso anterior: el cambio se hace con la plena participación de todos los partidos, incluyendo a los nuevos actores pero sin excluir a las élites más tradicionales ni entregando la conducción del proceso de reforma constitucional enteramente en las manos de  grupos extremos o inexpertos activistas.

 

C. Elecciones Subnacionales:

Elecciones en el Estado de México y en Coahuila

(4 de junio)

En México, el 4 de junio de 2023, solo habrán comicios locales para elegir Gobernador, pero será en dos entidades con gran carga simbólica, política y, por lo tanto, sus resultados tendrán repercusiones a escala nacional: será en el Estado de México (EDOMEX) y en Coahuila (aquí también habrá elecciones para diputaciones estatales).

Los comicios en Edomex son, en concreto, altamente significativos por su peso demográfico, geográfico, político y económico. Se trata de un estado tradicionalmente priista: este partido ha gobernado Edomex desde 1929, al igual que lo ha hecho en Coahuila, pero ahora podría acabar en manos de Morena, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, a tan solo un año de las presidenciales de 2024.

Una victoria de Morena se leería como una ratificación del favoritismo que rodea al oficialismo para retener el poder en 2024 más allá de quién sea el candidato a suceder a López Obrador (Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno en la Ciudad de México; Adán Augusto López, Secretario de la Gobernación -más cercanos a López Obrador-; Marcelo Ebrard -con una trayectoria autónoma con respecto a AMLO y una agenda propia-).

Además, una victoria oficialista mostraría las debilidades de la coalición opositora (“Va por México”, que reúne a PRI, PAN y PRD): las encuestas dan que en Edomex un 49% votaría por Morena, mientras que el 22% lo haría por el PRI y 16% por el PAN. En Coahuila, un estado menos simbólico y de menor carga política que Edomex, la coalición opositora parte como favorita.

 

Colombia

(29 de octubre)

Todos los cargos subnacionales del país irán a elección el próximo 29 de octubre: gobernaciones, diputaciones, alcaldías, concejos y ediles para el período 2024-2027. Será considerado un primer test electoral que evalué la gestión de Petro y su amplia coalición de gobierno.

Los cargos ejecutivos (alcaldes y gobernadores) no pueden ser reelectos de manera inmediata, por lo que habrá una renovación completa. De todos modos, se espera que los partidos tradicionales conserven un porcentaje importante -aunque ya no mayoritario- de los municipios y gobernaciones, ya sea solos o en heterogéneas coalición con otros partidos.

Está por verse la estrategia del Pacto Histórico y sus aliados de izquierda que actualmente están en el gobierno nacional, así como el rol de la Alianza Verde (centro-izquierda) que obtuvo un buen desempeño hace 4 años, entre ellos ganando la ciudad capital -Bogotá- con Claudia López. La derecha está en el dilema de si pasar la página de Uribe, o seguir insistiendo con sus premisas y legado.

 

Resumiendo, el 2023 será un año con una agenda electoral intensa en nuestra región en un contexto global recesivo que tendrá un fuerte impacto en las economías latinoamericanas, con malestar social y crecientes demandas que la mayoría de los gobiernos no están pudiendo atender, con ciudadanías desconfiadas de las élites tradicionales, de la política y sus instituciones, con altos niveles de polarización y fragmentación, con un uso creciente y en muchos casos distorsionado de las redes sociales con sus efectos nocivos en materia de contaminación informativa y noticias falsas, con denuncias infundadas de fraude y ataques a la autonomía de los organismos electorales, y con avances, en determinados países, de tendencias populistas y autoritarias que desafían desde el interior los cimientos de las instituciones democráticas. Es en este complejo y desafiante escenario regional, que esta abultada agenda electoral pondrá a prueba las dos principales tendencias electorales actuales: 1) si se mantendrá el voto de castigo a los oficialismos y por ende mayor alternancia y ciclos político-electorales más cortos; y 2) si seguirán triunfando los gobiernos progresistas o si veremos un cambio de ciclo político favorable a gobiernos de centro derecha o derecha.

Este artículo fue cedido para ser publicado en Café Semanal Latam.

 

SOBRE EL AUTOR

Director regional América Latina y el Caribe
Daniel Zovatto

Daniel Zovatto es director regional para América Latina y el Caribe en el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional).

About the Guest Contributor

Consultor de IDEA Internacional en Chile
Nicolás Liendo

Nicolás Liendo es consultor de IDEA Internacional. Sus áreas de investigación incluyen la gobernabilidad democrática en América Latina. En particular, la formación y el éxito de los partidos en América Latina, con especial atención a las organizaciones políticas de derecha. También estoy interesado en las consecuencias para la gobernabilidad democrática de la integridad electoral.