News

News Article

Maratón electoral 2018: Un año decisivo para América Latina

PUBLISHED:
28/03/2018
 |   | 
(De izquierda a derecha) Dr Daniel Zovatto, Prof Carlos Malamud, Sra Cristina Manzano y Prof Rogelio Núñez, durante el Debate ElCano 17: "El intenso ciclo electoral latinoamericano (2017-2019): ¿hacia dónde evolucionará la región?"(Crédito foto: Jesus Anton / Real Instituto ElCano)

(De izquierda a derecha) Dr Daniel Zovatto, Prof Carlos Malamud, Sra Cristina Manzano y Prof Rogelio Núñez, durante el Debate ElCano 17: "El intenso ciclo electoral latinoamericano (2017-2019): ¿hacia dónde evolucionará la región?"(Crédito foto: Jesus Anton / Real Instituto ElCano)

El Director Regional de IDEA Internacional para América Latina y el Caribe, Dr Daniel Zovatto, participó en el debate Elcano 17: "El intenso ciclo electoral latinoamericano (2017-2019): ¿hacia dónde evolucionará la región?", organizado por el Real Instituto Elcano, la Fundación Botín e IDEA International, el pasado 19 de marzo de 2018 en Madrid, España. El debate tuvo como objetivo analizar los elementos comunes y particulares del super ciclo electoral 2017-2019, así como sus principales tendencias, con el fin de lograr una mejor comprensión del mismo. Zovatto compartió el panel con Cristina Manzano, directora de Esglobal y Rogelio Núñez, Profesor de Universidad de Alcalá. El panel fue moderado por Carlos Malamud, investigador principal del Real Instituto Elcano.

This article is available in English.

El Director Regional de IDEA inició su intervención señalando que 2018 se proyecta como un año mediocre en lo económico, intenso en lo político-electoral y complejo en lo social, caracterizado por numerosos escándalos de corrupción y una intensa y decisiva maratón electoral. Para Zovatto, el contexto político regional es crecientemente complejo, volátil y caracterizado por un alto nivel de incertidumbre y de polarización. La calidad de la democracia acusa un importante deterioro tal como lo demuestran dos importantes Indices: el de la Unidad de Inteligencia de The Economist y el de la Fundación alemana Bertelsmann. Ante la falta de resultados, los elevados niveles de inseguridad ciudadana y los graves escándalos de corrupción el apoyo a la democracia cae por cuarto año consecutivo, al mismo tiempo que aumenta la insatisfacción con la misma, con las élites y con las principales insituciones de la democracia representativa, en especial con los parlamentos y los partidos políticos.

Apuntó que entre 2017 y fines de 2019, quince de los 18 países de América Latina, incluyendo las cuatro mayores economías de la región (Brasil, México, Argentina y Colombia), celebrarán sus respectivas elecciones presidenciales. A esto se suma el cambio de gobierno en Cuba (previsto para el 19 de abril de 2018), y las elecciones de medio período en los Estados Unidos de América.

Respecto del calendario electoral del 2018, Zovatto precisó que durante este año habrá seis elecciones presidenciales: el pistoletazo de partida lo dio Costa Rica (con primera vuelta el 4/2 y balotaje el 1/4/18), luego vienen las elecciones paraguayas del 22 de abril, las venezolanas del 20 de mayo, seguidas por las elecciones presidenciales de Colombia (27 de mayo); México (1 de julio), y finalmente Brasil (7 de octubre). De este modo, en apenas seis meses -mayo a octubre-, la primera (Brasil), segunda (México) y cuarta economía (Colombia) de la región renovarán sus mandatarios; simultaneidad que solo se produce una vez cada 12 años. “Los resultados de esta maratón electoral serán decisivos para definir las caracteristicas, tendencias e intensidad del cambio político que vivirá nuestra region en los próximos años” afirmó.

A todos estos factores, a juicio de Zovatto hay que agregar la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Lima (Perú) los próximos 13 y 14 de abril, cuyo tema central es la lucha contra la corrupción, pero durante la cual, seguramente, la grave crisis de Venezuela ocupará una parte importante de los debates. Zovatto también subrayó la relevancia de la cumbre del G-20, que por primera vez se celebrará en un país suramericano: Argentina, 30 de noviembre y 1 de diciembre.  Y concluyó: “Están pasando muchas cosas en América Latina. Es un año decisivo para la región. Al finalizar esta maratón, tendremos los insumos necesarios para saber hacia dónde evolucionará América Latina y si estamos ante un cambio de ciclo electoral”.

A la hora de analizar las principales tendencias electorales y políticas que caracterizan a este super ciclo electoral, el Director Regional apuntó las siguientes: “Estas elecciones se caracterizan por el alto nivel de enojo y malestar de los ciudadanos con las élites y con la política. Hay un fuerte sentimiento anti-establishment. Lo anterior explica la debilidad de los partidos tradicionales en la mayoría de estos procesos, así como la creciente personalización de la política y el importante papel que juegan los candidatos independientes anti-sistema. Estos procesos tienen lugar en un momento donde se registra una caída en los niveles de confianza en las elecciones y en los tribunales electorales. La gran mayoría de estas elecciones se caracterizan por un alto grado de incertidumbre, volatilidad y polarización. Como consecuencia del bajo nivel de popularidad de muchos de los actuales gobernantes, vemos una tendencia favorable a la alternancia. Asimismo, el elevado nivel de fragmentación política y la irrupción de un mayor número de candidaturas independientes, está generando la creciente necesidad de tener que ir a una segunda vuelta para definir la elección presidencial –en aquellos países que la regulan- y que el presidente electo no cuente con mayoría propia en el Congreso, lo que anticipa una gobernabilidad más compleja. Finalmente cabe apuntar que los graves escándalos de corrupción que recorren la región (potenciados por Lava Jato y Odebrecht), en muchos casos vinculados con la cuestión del financiamiento político, y los altos niveles de inseguridad ciudadana, constituyen dos de los temas que están más presentes en la gran mayoría de las campañas electorales”.

Zovatto señaló, asimismo, que con la entrega del bastón de mando por parte de Michelle Bachelet a Sebastián Piñera el 11 de marzo en Chile, se cerró una etapa en América Latina en la que se llegó a tener cuatro mujeres al frente de sus respectivos países: Laura Chinchilla en Costa Rica (2010-2014), Christina Fernández de Kirchner en Argentina (2007-2015), Dilma Rousseff en Brasil (2011-2016) y la propia Bachelet (2006-2010 y 2014-2018). “Que no haya una sola mujer presidenta en América Latina me parece un dato tristísimo” concluyó.

Durante el debate, e interrogado cuales deberían ser las prioridades para dar respuesta a la grave crisis que enfrenta la democracia en América Latina, Zovatto expresó: “Hace falta fortalecer la democracia, pero también mejorar la calidad del liderazgo político y la gobernanza. Las élites políticas deben escuchar mejor a sus ciudadanos. Es preciso restablecer la confianza ciudadana (hoy muy deteriorada), hacer frente a la crisis de representación y dar respuesta efectiva a las nuevas demandas de la clase media. Debemos rediseñar asimismo las instituciones, modernizar el Estado y mejorar la calidad de las políticas públicas. Es imposible gobernar sociedades complejas del siglo XXI (impactadas por los cambios acelerados y disruptivos de la IV revolución industrial) con instituciones diseñadas en el siglo XIX y paradigmas del siglo XX”.

El debate completo está disponible aquí.

About the Author

Oficial de Programa
Khushbu Agrawal

Khushbu Agrawal es Oficial de Programa para la región de América Latina y el Caribe desde 2017.