News

Feature Story

La transición de una comunidad de "tierra de nadie" a un espacio cultural inclusivo en Perú
Perú

Jóvenes residentes de Monzón reclaman espacio público para actividades culturales.

Jóvenes residentes de Monzón reclaman espacio público para actividades culturales. Crédito de la imagen: IDEA Internacional.

Crear una cultura de democracia para imaginar el futuro del Valle de Monzón.

IDEA internacional inspiró a los ciudadanos a participar en espacios públicos para generar confianza y cambiar las relaciones en una sociedad destrozada por los conflictos.

Socios directos: Ciudadanos. Financiamiento: Estados Unidos (USAID)

En el valle de Monzón, en la Amazonía peruana, el tráfico de drogas, el terrorismo y la violencia han sido la norma durante más de 30 años. Hace aproximadamente una década, la economía del Monzón se centraba en la producción de la hoja de coca para el tráfico ilegal de drogas, produciendo el 16 por ciento de todos los cultivos ilegales en Perú. El estado tenía poco control en el área, que a menudo se describía como "tierra de nadie". El sindicato de cocaleros ejerció un control muy estricto sobre la zona, que se caracterizó por la expresión "coca o muerte".

La red de producción y tráfico de drogas estaba estrechamente vinculada a Sendero Luminoso, una organización guerrillera comunista que lanzó una guerra contra el estado peruano en la década de 1980. Sendero Luminoso proporcionó protección armada para la producción de hoja de coca, alimentando una creciente desconfianza del gobierno. Los actos terroristas en el Monzón ocurrieron con frecuencia, violando los derechos humanos y el libre tránsito.

"Estoy muy feliz de ver que ahora esta plaza es un lugar donde la gente puede entretenerse como familia, hasta hace unos años, este mismo lugar se usaba para ejecuciones públicas, entre otras formas de justicia popular". - Alcalde de la ciudad de Cachicoto

En 2012, el gobierno peruano comenzó una campaña para erradicar el cultivo ilegal de coca en el distrito de Monzón, reemplazando la coca con cultivos alternativos como el café y el cacao. El estado también logró establecer tres estaciones de policía que permiten al Valle de Monzón y sus habitantes iniciar un proceso hacia el desarrollo, la paz y la inclusión. El proceso continuó a lo largo de 2018, cuando International IDEA comenzó su trabajo para apoyar el proceso y fortalecer la democracia en los espacios públicos de reunión cultural.

En 2019, se organizaron ferias culturales, representaciones teatrales y foros de cine para proporcionar un foro donde las familias pudieran reunirse, aprender, reflexionar y discutir temas importantes. La atención se ha centrado en la convivencia democrática en la sociedad, pero los eventos también han brindado a las personas de la zona la oportunidad de disfrutar del espacio público de una manera nueva. Los comentarios de los ciudadanos de Monzón han sido positivos. Muchos se sorprenden de que las plazas puedan ser un centro de actividades culturales.

Esta iniciativa, apoyada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), ha ayudado a reconocer que el espacio público como punto de encuentro cultural puede ser clave para fortalecer la convivencia democrática, particularmente en localidades que han sufrido largos períodos de violencia y aislamiento, como el Monzón Valle.

 

Lea otras historias de logros en el Informe Annual de Resultados 2019 (en inglés).