News

News Article

Medidas de mitigación de riesgos en las elecciones nacionales durante la crisis COVID-19

PUBLISHED:
22/07/2020
 |   | 
This article is available in English.

Más de 90 países y territorios en todos los continentes tuvieron que decidir si celebrar o aplazar elecciones y referéndums nacionales y subnacionales desde finales de febrero, cuando la crisis de COVID-19 se volvió global, según el Panorama global del impacto del COVID-19 en las elecciones desarrollado por el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional).

Al menos 63 países tenían elecciones o referéndums nacionales programados para la primera parte de 2020 y las decisiones han ido desde la celebración de elecciones como estaban inicialmente planeadas hasta el aplazamiento, y más recientemente, se han celebrado elecciones que se habían pospuesto.

Las elecciones presidenciales en Polonia, las elecciones parlamentarias en Singapur, las elecciones presidenciales y legislativas en la República Dominicana y la reelección presidencial de Malawi son cuatro ejemplos recientes de los más de 30 estudios de casos desarrollados por IDEA Internacional para rastrear y analizar el impacto del nuevo coronavirus en las elecciones en todo el mundo.

Medidas de mitigación de riesgos fueron introducidos por muchos de los países que celebraron elecciones en medio del brote de coronavirus, con diferentes resultados tanto en términos de participación, así como de evolución posterior de los casos de COVID-19.

 

Participación electoral y la evolución de los casos de la COVID-19 despues del día de las elecciones

Las elecciones presidenciales en Polonia tuvieron una de las más altas participaciones de todos los tiempos para la primera vuelta, con opciones de votación tanto postales como en persona. Solo un mes antes había pasado a la historia como el primer país con cero participaciones en las elecciones. Esta fue la consecuencia del intento fallido del gobierno de celebrar las elecciones exclusivamente por correo, como medida para contrarrestar los riesgos de la COVID-19.

Para las dos vueltas de las elecciones presidenciales en Polonia (28 de junio y 12 de julio de 2020), se implementó una serie de medidas de protección de la salud en los centros de votación. Aunque los casos de COVID-19 aumentaron, no fue un aumento significativo. La participación electoral para la segunda vuelta (12 de julio de 2020) fue aún mayor, y se pidió a los votantes que usaran máscaras y guantes, que mantuvieran la distancia, que usaran desinfectantes para las manos y que llevaran sus propias plumas.

El voto es obligatorio en Singapur. Para las elecciones parlamentarias (10 de julio de 2020), se implementaron medidas preventivas de seguridad en los centros de votacion, como el control de la temperatura, distanciamiento social, máscaras y guantes, tiempos de votación escalonados, basados en la experiencia electoral de Corea del Sur durante COVID-19, así como equipos de votación móviles. Largas colas en varios centros electorales resultaron como consecuencia de la implementación de las medidas de seguridad y debido a que los votantes no respetaron sus tiempos asignados.

En el caso de las elecciones presidenciales y legislativas de la República Dominicana (5 de julio de 2020), las medidas de seguridad para el día de la votación exigían el uso obligatorio de máscaras faciales, la desinfección de los materiales de votación y el distanciamiento social. A pesar de estos esfuerzos, la Organización de los Estados Americanos (OEA) informó sobre largas filas en frente a los centros de votación y una falta de cumplimiento de los protocolos vigentes. La República Dominicana fue uno de los primeros países de la región de América Latina y el Caribe en celebrar elecciones durante la pandemia de COVID-19. Aunque fue menor que en elecciones anteriores, la participación se consideró alta dado el contexto.

<img alt=

Malawi celebró la repetición de las elecciones presidenciales de 2019, el 22 de junio de 2020. La comisión electoral recomendó a los votantes traer sus propias plumas y practicar el distanciamiento social, mientras que los funcionarios electorales tuvieron que usar máscaras y otro equipo de protección. Los medios informaron que las pautas no se respetaron en términos de mantener una distancia segura entre los votantes y pocas personas usaron máscaras. En el momento de las elecciones, Malawi registraba un total de 749 casos de COVID-19, de los cuales 19 han sido reportados en el día de la votación.

La participación fue menor en comparación con las elecciones presidenciales de 2019.

Para obtener la información y el análisis más recientes relacionados con COVID-19 y las elecciones de todo el mundo, revise regularmente el Panorama global del impacto del COVID-19 en las elecciones desarrollado por el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional).

About the Author

Experta nacional (Autoridad electoral permanente en Rumania)
Ingrid Bicu

Ingrid Bicu se desempeña actualmente como experta en comunicaciones estratégicas y elecciones en el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional), secundada por la Autoridad Electoral Permanente de Rumania.

About the Author

Oficial de Programa
Erik Asplund

Erik Asplund es un oficial del programa de Procesos Electorales, IDEA Internacional.