News

News Article

Celebrada 23.º Conferencia Anual de CAF - Banco de Desarrollo de América Latina
Washington, D.C.

Izq. a Der.: Michael Reid, Editor Senior y Columnista de The Economist; Laura Chinchilla, Ex Presidenta de Costa Rica; Rossana Fuentes, Fundadora y CEO de Mexico Media Lab; Daniela Pinheiro, Editor-in-Chief de Revista Época; Daniel Zovatto, Director Regional para América Latina y el Caribe de IDEA Internacional. Créditos de la foto: Rick Reinhard

 

 

El 4 y 5 de septiembre, la CAF —Banco de Desarrollo de América Latina— y el Diálogo Interamericano organizaron la 23 edición de su Conferencia Anual. En este evento, que se llevó a cabo en Washington D.C., se reunieron más de 1000 líderes de distintos sectores para debatir sobre los principales desafíos que enfrenta América en el escenario global y regional. Desde la crisis venezolana hasta la guerra comercial entre EE. UU. y China, pasando por la nueva agenda regional de comercio y los desafíos de las redes sociales para la política y la democracia, la conferencia abordó una variada gama de temáticas, abriendo espacios de discusión valiosos para la región.

This article is available in English.

 

El director para América Latina y el Caribe de IDEA Internacional, Dr Daniel Zovatto, participó como panelista en la Sesión III: Cambios políticos en América Latina: Un enfoque en Brasil, México y las elecciones en la región, sesión que fue moderada por el editor senior para América Latina del semanario británico The Economist, Michael Reid. Los otros miembros del panel fueron la expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla; la fundadora de México Media Lab, Rossana Fuentes; y la editora de la Revista Época de Brasil, Daniela Pinheiro.

El director regional de IDEA Internacional reflexionó en torno al estado actual de la democracia en América Latina y las principales tendencias del super ciclo electoral latinoamericano. Según Zovatto, el contexto político-electoral actual en América Latina se caracteriza por una alta incertidumbre, volatilidad, polarización y tendencias populistas. Además de las graves crisis en Venezuela y Nicaragua (para las cuales no parece haber un final democrático o pacífico a la vista), debemos centrarnos en la tensa situación que afecta a los países del Triángulo del Norte. También debemos tener en cuenta las dificultades que enfrentan los nuevos presidentes Jair Bolsonaro de Brasil, Andrés Manuel López Obrador de México e Iván Duque de Colombia; la reciente crisis en Paraguay que casi resultó en la destitución del presidente Mario Abdo Benítez, la arriesgada propuesta del presidente Martín Vizcarra de adelantar las elecciones generales de Perú por un año; la grave crisis económica y política que enfrenta Argentina tras los sorprendentes resultados de las recientes elecciones primarias presidenciales (PASO) y la situación cada vez más tensa entre Venezuela y Colombia.

En relación con la economía, teniendo en cuenta la gran diversidad entre los países latinoamericanos, el crecimiento regional sigue siendo un mediocre: 0.6% según la última proyección del FMI. Como consecuencia de este crecimiento económico anémico, la pobreza se mantendrá ligeramente por encima del 30% (promedio regional), la reducción de la desigualdad seguirá estancada y el mercado laboral continuará siendo incapaz de generar los empleos de calidad que la región necesita.

Los indicadores de cultura política también muestran un escenario complejo. Todas las encuestas regionales destacan el sentimiento de fatiga democrática en toda América Latina, precisamente 40 años después del comienzo de la Tercera Ola de democratización (1978-1979). Los datos del 2018 del Latinobarómetro arrojan luz sobre la crisis de mediana edad que experimenta la democracia latinoamericana: el apoyo a la democracia cayó al 48% (el más bajo desde 2001), la indiferencia entre democracia y autoritarismo aumentó del 16% al 28%, y la insatisfacción con la democracia subió del 51% al 71%, mientras que la satisfacción bajo del 44% al 24%.

Como era de suponer, este sentimiento de descontento y frustración impacta negativamente en los niveles de confianza de las instituciones políticas, afectando en especial a los congresos y a los partidos. Ambas instituciones cuentan con los niveles más bajos de legitimidad ciudadana: - 21% y 13% respectivamente - según el Latinobarómetro. Estos datos ratifican que el alejamiento de los votantes a los partidos sigue en aumento (58% de los latinoamericanos en promedio dice no tener partido), así como el amplio malestar y enojo de los ciudadanos con la política y las élites dirigentes.

Como también era esperable, la combinación tóxica de todos estos factores repercute negativamente en la calidad de la democracia. Según el Índice Democrático 2018, que elabora la Unidad de Inteligencia del prestigioso semanario británico The Economist, solo Uruguay y Costa Rica califican como “democracias maduras”. Diez países son considerados “democracias con fallas” (Argentina, Brasil, Chile, Perú, Colombia, Ecuador, Panamá, México, Paraguay y República Dominicana) y, cuatro países: Guatemala, Honduras, El Salvador y Bolivia, son tipificados como regímenes híbridos. Por último, Venezuela, Nicaragua y Cuba son calificados como regímenes autoritarios (ver presentación completa aquí).

La participación de IDEA en el evento responde a la necesidad de mantener una colaboración estrecha con instituciones como la CAF y el Diálogo Interamericano para fomentar el desarrollo de conocimiento y planes de acción conjunta para el fomento de la democracia en la región. Las Conferencias Anuales de la CAF promueven el acercamiento de distintos actores latinoamericanos de vital importancia para el fortalecimiento institucional en la región.

SOBRE EL AUTOR

Programme Officer
Adolfo Ocaña